martes, 27 de julio de 2010

De(e)s-pa-cio

Soy un muñeco de vudú.
Tus palabras alfileres que me hieren.
Soy de trapo y me dueles.

Comienzas tu ritual,
des-pa-cio
Me tomas entre tus manos, me acaricias,
divago entre tu piel, creyendo que me quieres.
Tomas tu primer alfiler.
En mi cabeza lo clavas
des-pa-cio
luego viene el otro directo a una pierna.

Pasando por las piernas, los brazos, la cabeza,
llegas a mi pecho y lo tocas,
quieres dominarme y de repente una estocada
al corazón,
que sangra,
que llama,
que implora
des-pa-cio

Mírame desangrándome,
toca mi piel fría, gris, sin vida.

Bésame ahora que estoy vencida.

Hazme tuya ahora que estoy dormida.

Des-pa-cio.