sábado, 13 de febrero de 2010

Naturaleza y amor... ¿Cuál es más importante?



Llegó a mi bandeja de entrada un correo con una presentación adjunta acerca de cómo crecería un niño adoptado por una pareja homosexual, debido a la discusión que está de moda acerca de la legislación que se ha hecho en el D.F. acerca de la unión homosexual y la adopción de niños por parejas homosexuales. Creo que está tan manipulada y mal enfocada para hacer parecer que, la adopción de niños por parte de los homosexuales será algo malo. No es el afán partidista el que me impulsa a "criticar" esta postura sino el afán de ser humano, de igualdad, de respeto.

Hay que tener muy en claro que hay muchas diferencias entre las cosas que suceden y las imágenes que toman. No quiero que todos piensen como yo, no importa si no creen en lo que digo o si están en contra de mi posición, pero creo que más importante conocer la opinión de todos ante este tipo de cosas.

La Iglesia, obviamente, ha declarado su postura y gran parte de la sociedad, que ciegamente cree en ella, sigue esta postura creyendo que lo mejor es evitar que los hoimosexuales adopten niños. Aquí sale el partido político más mocho de todos (PAN) a defender esta postura, intentando que la gente los apoye. La declaración que ha hecho la Iglesia no sólo queda en estar en contra, muchas ocasiones han tenido para hablar mal de los homosexuales. Pero el punto aquí es mirar los pros y contras de el hecho. Y con esto recuerdo una escrito de Fran Reca, de hace ya unos 4 años y cachito, respecto a la adopción de niños por parte de parejas homosexuales en España. Coincido en gran parte con él y en el hecho de que lo único que requiere un niño es amor, no importa que tenga dos mamás o dos papás, ni importa la preferencia sexual de ellos, pero así NO estoy en favor de la pederastía y de otro tipo de cosas que dañen al niño.

Creo que sólo nos falta tolerancia, muchos defienden la idea de que es antinatural, no sé hasta que punto se puedan basar, pues si hablamos de cosas antinaturales sacaríamos una lista interminable de cosas que nosotros hacemos, por mencionar algo, la tecnología. No es cuestión de que lo homosexual se pegue, al menos yo tengo varios conocidos homosexuales, eso no me hará homosexual y creo que en el caso concreto de los niños, tampoco. No hay que confundir las cosas, algo es claro, quienes quieren adoptar niños lo hacen porque los quieren, nunca queda exento el hecho de que haya parejas homosexuales que no los eduquen y se aprovechen, pero eso sucede incluso en parejas heterosexuales. No es decir que los homosexuales son mejores que nosotros heterosexuales, pero en la viña del Señor hay de todo, como hay parejas homosexuales que criarán a sus hijos con amor, como habrá parejas homosexuales que no lo harán, así como pasa con las parejas comunmente llamadas "normales" (ojo aquí pues ¿qué es la normalidad?), y mucho mejor llamadas heterosexuales.

Creo que en lugar de escandalizarnos por si aprueban la legislación o no, deberiamos ponernos a pensar en realidad en nuestros niños, los que han sido victimas de los pederastas, de los violadores, de los que prostituyen niños, de los que comercian con la pornografía infantil y dejemos en paz a quienes no tienen porque ser criticados sólo por ser "diferentes" a nosotros. Traigamos la tolerancia que será un paso para la PAZ y la UNIÓN en nuestro país.

Les dejo el texto de Fran Reca, reflexionemos y saquemos lo mejor. O ustedes ¿qué opinan?




El único hombre que no se equivoca es el que nunca hace nada.

Johann Wolfgang Goethe



P.D. Y hablando de la Iglesia ¿dónde queda el amor que predica?(obvio, por el prójimo)