viernes, 16 de octubre de 2009

De un amor que se consumó

Y al abrirse el telón del mundo apareciste tú en una nube desplegándose por el cielo. Con aquellos cristales que brillan bajo la intensa luz de tus deseos, carnales, útopicos, reales e imposibles.

Tu boca, aquel manantial de pasiones se enajena, huye despavorido por la infinita estela de mi cuerpo, beso a beso mide la longitud de mis pecados, de mi lujuria y de mi amor.

Después tus manos suaves en mi piel, corroborando el infinito placer que me provocas con sólo mirarme. Mi piel erizándose a cada toque, en cada segundo y en cada centímetro. Mi cuerpo enloquecido, tiritando por la espera de tí, de hacerme tuya, entre tus brazos.

La respiración de acorta y en contraposicón mis latidos se aceleran, llegas tú y tus labios que han recorrido mi boca, como dos danzantes nuestras lenguas se unen, trastocando la intimidad de las ideas que calan hasta los huesos.

Tus manos recorriendo ansiosas mi cuerpo, como si fuera un pez que escapa de tus manos para volver al agua. Y yo, sólo tocando aquella mina que deseo, que satisface mis emociones. Tu cuerpo desnudo provocando el calor del cielo y el infierno juntos, entras como entraste en mi vida, entras en mí y yo sólo cierro los ojos para conocerte.

Es la unión mas sublime que pueda mirarse, que pueda experimentar: No puedo resistirlo más. Nuestros cuerpos llegando a la cumbre de aquella montaña del deseo, un extenuante vuelo hacia el cielo, caricia de nubes y argot de ángeles. Caida a tierra desde un vuelo alto y frágil, rompiendose en mil pedazos, mi vientre pretende explotar por el infinito placer de tí y sólo una sensación recorre mi cuerpo y el tuyo.

Al final yaces junto a mí, cansado pero sonries al mirar que nuestro amor por fin está consumado. Yo sólo disfruto de tí, junto a mí, deseando que sea sólo el comienzo de nuestra felicidad... felicidad hecha por tí y por mí para la eternidad.

jueves, 17 de septiembre de 2009

De oraciones sin fin

Chomsky postulaba, entre esa telaraña de ideas que hicieron caer varias posturas del estructuralismo, que los niños aprenden reglas de su lengua y que los hablantes poseemos la capacidad de creatividad infinita o ilimitada y eso nos hace especiales a los seres humanos en nuestro lenguaje. Puedo decir "Hoy amanecí alegre" y puedo anexarle mil y una oraciones mas, puesto que el lenguaje me lo permite, debido a las combinaciones que puedo hacer y ala información que quiera dar, así surgirían oraciones que continuen esta idea como "y grité de la felicidad pues me encontraba hiperactiva. Sólo faltó un instante para que saltara por la ventana pero la altura del edificio en donde me encontraba sugirió la idea de no hacerlo."

Así hoy puedo decir mil cosas sin terminar de decirlas nunca, puedo decir "Te quiero por ser esa persona en quien tanto confio y que me hace falta a mi lado para darme un abrazo, pues los abrazos significan mucho más que sólo un acercamiento físico, es un acercamiento de lo más espiritual que existe en este mundo, tú me escuchas y te preocupas por mí, eres quien tiene en mi vida un lugar preferencial porque lo has pagado con creces..."

"Tú, quien muchas veces me hace reír sin parar y que vuelca en mi corazón un pedazo de ternura y al mismo tiempo de alegría, eres importante, aunque estés lejos y no regreses en un buen rato, porque sé que aunque pasen los años por nuestros rostros siempre estarás a mi lado, física o sentimentalmente. Eres una luz que siempre ilumina mi rostro y que de repente me deslumbra o trata de apagarse pero que siempre lo hace como debe hacerlo, yo soy como el viento pero prometo no apagarte..."

Y así se podria continuar hasta el infinito hasta hacer un largo texto y siempre encontraríamos algo que decir y algo que agregar, por eso hoy te digo que siempre seguiré haciendo esta cadena de signos, hablar y hablar hasta que muera, con todo lo que sienta y piense y sé que me escucharás, lo harás ¿verdad?

Aquí sólo queda concluido todo lo que pueda decir por el momento, pero creeme que cuando termine de escribir y pulse el boton para publicarlo, surgirán mas cosas, mil y un cosas pasaran por mi mente y sólo quedará en tu mente la duda de saber lo que debí decir, que si es lo más importante, debo callarlo...

** Continuará... **

sábado, 22 de agosto de 2009

¡Qué difícil!


¡Qué difícil escribir cuando ya te has ido! Te marchaste, amor, dejando a tu paso infinidad de momentos. Tu estela aún la percibo y la persigo pero ya no lleva a ti. Esa luz cristalina de tus ojos no la tengo aquí, se fue ayer, cuando el manantial de amor lo gritó <<¡¡No te amo lo suficiente!!>> y me pregunto cada noche ¿Cuándo es suficiente? Nunca. Esa persona a la que amamos lo merece todo y nunca será suficiente lo que hagamos.

¿Sabes? Aún te amo aunque en ocasiones pareciera que no siempre lo hice pero lo hice desde hace años. El amor que te tengo es grande y muy fuerte, podría decir que nada lo destruye pero sería presuntuoso. Te amo sólo y tan sólo por muchas razones, podría pasarme la noche diciendo y escribiendo pero hay una principal: Tú eres un hombre, de verdad lo eres, pocos han sido sinceros, pocos han infundido confianza, alegría.

Sé que al final de todo esto, en muchas ocasiones eras mi bienestar, el auxilio y ahora me doy cuenta de que eres el amor.

Te amo y te amaré mucho más, pero hoy sólo es el fin de esto y el inicio de lo nuevo, el inicio de lo real...

Te amo siempre, sobre todo cuando estás lejos, cuando te siento cerca, cuando llegas y permaneces y también cuando te vas. Siento tus manos sobre mi piel, tus caricias tan sinceras y sé que me amas, pero sólo el tiempo lo dirá, mi buen amigo que nunca me defrauda. Si nuestro amor es grande, perdurará; si los cambios lo ameritan, funcionará; si tu vida y la mía tienen que unirse, pasará.

¡Qué difícil saber hasta ahora que en realidad te amo! Hemos pasado mejores momentos después del final. Soy tuya hoy y mañana y pasado mañana y después de pasado mañana. Me llevas contigo en tu piel, en tus manos, llevas mi esencia, llevas parte de mí, llevas mi alma acompañándote y cuidándote siempre, llevas mi aliento en el tuyo, mi mirada en tus ojos y yo, yo sólo llevo mi amor por ti, el que camina, el que protege mis sueños y el que llora poco a poco sin poder dormir.

jueves, 20 de agosto de 2009

Vida muerta

Y no queda nada, sólo el vacio de mi cuerpo y de mi alma. He muerto en vida, he muerto y estoy en un profundo hueco que no se acaba, que se rie de mí. Ese rostro de carne y hueso que se carcajea, que me dice una y otra vez que no soy yo, que estoy muerta y que nada ni nadie puede regresarme a la vida.

Su rostro se burla de mí en las noches y en los días, en los sueños y en las realidades. Miles de rostros se rien de verme tendida sin poder moverme, y todos me dejan ahi, vencida, cansada, esperando la mano que me ayude a levantarme, el oido que me escuche y la mueca de gracia que me aliente. Nada pasa, sólo el viento que se va llevando uno a uno mis huesos blandos, intactos.

Al llegar allá a entrgar las cuentas, sé que no hice nada, que lo di todo por todos y nada pasó. Lo he dado todo en la vida y sólo tengo angustia y desesperación, por eso estoy muerta, muerta en vida, sin poder respirar, sin negarle a nadie nada, sintiendo todo y llorando por morirme sin saber por qué...

jueves, 30 de julio de 2009

Y sólo es real


Era un tarde en donde ni siquiera las nubes se asomaban en ese cielo lleno de esplendor, pero dentro de mí existía algo más que una tormenta de pensamientos y dolores, todos se reflejaban en ese dolor del cuerpo, que poco a poco iba carcomiento mi autoestima, mi cuidado y mi ego. ¿Alguna vez han pensado en el futuro y sentir que lo que se acerca es algo triste? Eso pasó, tenía un sentimiento que me decía que algo iba a pasar, y lo sabía, conocía perfectamente lo que sucedería pero en mí también existía una pared muy gruesa que no me permitía aceptarlo. Habló. Al escuchar esas palabras la tormenta interna sólo empeoraba pero al mismo tiempo ya no existían rayos y truenos. No puedo negar que algo explotó de repente y la negación se apoderó de todo mi ser, era obvio pues el apego y el amor no se acaban con una sólo frase.

Después vinieron las lágrimas, puro reflejo del dolor, aún existen pero cada vez se van haciendo más escasas pues lo único que pasa es que uno puede entrar en un estado de calma y aceptación. La calma es buena, no hay más presiones ni obsesiones o preguntas sin respuestas. Todo ha concluido. Una historia sigue a otra, así como en una novela vamos tejiendo hechos y conociendo personajes, en la vida se va construyendo los mismos, es bueno tener sueños y querer hacerlos realidad, lo que no se vale es creer realidad esos sueños y olvidarnos de lo realmente importante que es vivir.

Lo amo y sé que el sentimiento no se irá, pues siempre seguirá siendo una persona muy importante para mí. Él, como pocos, me ha demostrado lo que en realidad es un amor, la sinceridad, la plena confianza y hemos aprendido juntos cosas, retroalimentamos nuestras vidas y experiencias y eso es muy constructivo. Nuestro tiempo llegó y tenemos que separarnos en ese aspecto emocional, sin embargo no lo haremos como personas, es obvio darnos tiempo para asimilar las cosas, me costará mucho trabajo pero todo en este mundo es cuestión de paciencia y trabajo. Sólo hay que luchar por las cosas y saber que es lo más importante. Dejar el ego a un lado y vivir por mí, para mí y pensar también en los demás, un principio básico que muchas veces solemos olvidar.

Estoy bien y estaré bien, sé que se lo he prometido a muchos, pero no, me lo prometo a mí, porque sé que todo lo que debo hacer está dentro de mí. Mi corazón sufrirá un poco pero siempre es necesario un tiempo de duelo, para cerrar ciclos.

Nuestro tiempo acabó pero quedan recuerdos, experiencias y emociones que nunca se olvidarán y que servirán para reirse y recordar que la vida te brinda muchas oportunidades, tú puedes aprovecharlas o no, pero siempre debes estar conciente de las consecuencias y afrontar todo lo que conlleve, ser simplemente libre y responsable. Recordar que la vida te brinda buenas cosas y te acerca a ciertas personas y siempre hay razones por las cuales las cosas pasan y sólo nos queda vivir al máximo cada minuto.
Ahora lo entendí y eso sólo es real...


No cometer los mismos errores...


De aquí hasta donde llegue, porque sé que llegaré lejos y sólo por mí. Los demás si cuentan, pero el éxito siempre es propio. Luchar siempre es lo que debo hacer, amarme y siempre estar en la realidad...

martes, 7 de julio de 2009

Corazón, de mil pedazos

Lo sé corazón, tú lates y sufres en cada segundo de latidos, te duele y no lo puedes evitar, sé que yo he tenido la culpa pues siempre te comprometo en donde no puedes fingir, ni dejar atrás las cosas que yo estoy sientiendo. Podría decirte que aguantes un poco más, pero tú no me crees y tienes razón en hacerlo así.
Sé que grito cada vez que me desespero y eso sucede a menudo, sé que soy una tonta por creer aún en la gente, sé que hablo mucho y digo muchas cosas, que cuando algo quiero lo consigo, que no me gusta hacer las cosas, que me cuesta trabajo aceptar los cambios, que lo busco aunque no lo encuentre, que me entrego completamente, que lloro por cualquier cosa, que me enojo casi todo el tiempo, que soy capaz de esperar y esperar por tiempo indefinido, soy tonta y estúpida, soy inmadura y completamente desquiciada, soy caprichosa, soy un huracán que arrasa con todo lo que hay a su paso, que soy incomprensible, que hago casi cualquier cosa por las personas que amo, que nunca dejo de pensar, sé que no debo estar aquí, que debo correr, hacer, fabricar, pero no puedo. Sé que la tristeza siempre corta mis ganas de seguir, de reir, sé que el aire ya no mueve mis cabellos, ni la lluvia moja mi piel, pues estoy perdiendo la vida en mis trsitezas, en mis dolores y tú, pobre corazón simplemente soportas todo callado, en silencio, lloras por dentro como debería hacerlo yo. Sé que soy todo lo malo que puedas encontrar, bendito corazón, sé que no pienso con la cabeza, que soy capaz de quitar mi dignidad, de no dañar a los demás, de no herirlos, de pensar siempre en todos antes que en mí, no puedo ser egoísta, no puedo negarle cosas a los demás. Tengo mil defectos más, hago mil cosas mal pero tú corazón siempre amas, y sé que lo amas a él también, yo lo hago de la misma forma y ahora por eso lloras en silencio, esas nubes que están en mis ojos son mas que el reflejo de esa tristeza y dolor tuyo, esas nubes sólo expresan mi amor y mi dolor. Perdón corazón, tu no tienes la culpa.

lunes, 27 de abril de 2009

Nos falta ver donde no parece haber...

Me asombra la fe con la que algunos logran sobrevivir en este planeta. Quizás soy muy débil en ese aspecto puesto que me frustro cada vez que alguien no comparte una idea conmigo y pienso si en verdad es bueno creer en el hombre. Por naturaleza el hombre logra sobrevivir, pero ya no somos aquellos que sólo buscaban alimento, ahora el objetivo es sobrevivir unidos y en paz.

Las sociedades, tal vez, se formaron con el afán de obtener beneficios unos de otros, pero llega aquí una cuestión de protección, de ayuda, de agradecimiento, pero sobre todo de amor. Sé que es dificil siempre esa palabra, pues navega por muchos mares contaminados, se enfrasca en frases baratas y se ahoga en acciones inconcientes. A veces creemos que es sólo un estado del hombre, pero en realidad el amor va más allá de un simple ser humano. El amor es la base de todo, es lo que ha creado la vida, lo que mantiene viva una llama de esperanza, apesar de nuestras deformaciones y palabrerías sin sentido que sólo lo ocupan de pretexto.

Aún cuesta más trabajo encontrar el amor ahora, entre tanta muerte, guerras, destrucción, odio; pero estoy segura que ahí sigue, dando gritos de ahogado, porque tan sólo ver a una pareja amándose, mirándose frente a frente sin decir palabra alguna, entregando su alma en cada movimiento, en eso está el amor; cuando una mascota juguetea, se alegra al lado de su amo; cuando con ansia infinita aquella niña espera dormida en el sillón a su padre y cuando despierta le da un suave masaje en la espalda; cuando simplemente nos preocupamos por otro ser, por insignificante que parezca, ahí, ahí está el amor.

No entiendo como hay gente que busca el verdadero significado de la HUMANIDAD, que se oculta tras una gruesa pared de teorías y comprobaciones, pretendiendo darle un sentido concreto a lo más sublime y que al no encontrar respuesta olvida lo más importante e inexplicablemente dice amar a alguien, y no porque no lo sienta, sino porque olvida que entre tantas aseveraciones existen sus contradicciones que llevarán a su pensamiento a colapsar y se limitan y se pierden en laberinticos pensamientos y retornan a su ciencia a buscar la explicación de algo que sólo puede sentirse.

martes, 31 de marzo de 2009

Utopicos recuerdos

Dormía entre tus brazos y soñaba con estar contigo por toda la eternidad. Soñaba que un luz entraba por mis ojos e inundaba mi ser, llevandolo al mayor éxtasis jamás experimentado dentro o fuera del mundo y la vida. Soñaba con el paraiso mismo, y me sentí tan halagada y extasiada que deseaba nunca salir de esa utopía que el buen Morfeo me había destinado a vivir bajo su influjo. Pero el momento de despertar llegó, sin quererlo.

El final de ese sueño marcaba el final de un viaje jamás realizable en este mundo, pero lo que experimenté después no lo pude comparar con nada.

Mi rostro, aún con las marcas carácteristicas de la somnolencia, se encontró con tu cara, radiante y bella que sonreía al verme dormir, mirar tus ojos al regresar de ese viaje fue mucho mas grande y placentera que aquella luz en mis sueños... Tus brazos alrededor de mi cuerpo me hacian estremecerme a tal grado que la suavidad de tus manos erizaban mi piel. Mi entrega hacia a tí era total, como alguna vez me entregué al sol en una mañana de verano, o como me entregué a la lluvia cuando definía su camino. Y despertaba, despertaba como nunca lo habia hecho, feliz de regresar a este mundo, a cumplir mi utopía a tu lado, a mirar tus ojos y tocar tus labios, porque no puedo explicarte la sensación de verte a mi lado entregado a mi, cumpliendo e intercambiandonos, uno por otro. ¡Soy tuya! siempre lo he dicho, y soy tuya porque mi corazón y mi alma han sido entregados en un ritual de amor, porque me he entregado a tí con el vals pavoroso del amor, con el baile candente de una canción de cuna, que duerme, que empapa, que nos deja húmedos de amores y de historias, de la historia que vamos escribiendo, día a día, cada vez que despierto entre tus brazos y que me alimento del olor de tu piel...

domingo, 29 de marzo de 2009

Los espejos sin reflejos

Ideas de más, ideas de menos... ¿Cuánto hace que no sonrio completamente en una gota de agua? Los espejos se entrecruzan y no veo mi imagen sobre ellos, sólo veo un infinito mundo detrás que me llama insistentemente, y su llamado me acongoja.

Quiero ir detrás del espejo y mirar todo el mundo a la inversa, cosechar raices y plantar pescados, amar al extremo, viajando por interminables mares de alegrías. Resolver los respuestas y plantear los significados. Quisiera volar por el agua hasta el cielo plagado de inmensos reptiles de verdes escamas y montar sigilosamente un halcon, que me lleve por rumbos desconocidos y me atrape entre sus hermosas plumas, regaladas por el dueño de un hermoso jardín.

Sofisticación hay dentro del espejo, y miles de espejos hay en la vida. Quiero un espejo brillante y trasportame en él por ocasiones prolongadas, iniciar mis viajes y nunca ponerles fin...

miércoles, 28 de enero de 2009

Cuando no se ve salida


A veces quisiera ser invisible. Robarle al mundo sus sueños e ilusiones y saltar a vivirlos como propios. Dejar que el viento corra a través de mi cuerpo sin importar la hora o el día. Quisiera vivir en el campo, con la tranquilidad del cielo despejado que se nubla sólo cuando va a llover. Estar cerca del agua, oír su cristalina caida desde el horizonte hasta los umbrales del misterio, hundidos en un oscuro laberinto de sólidas ventanas de naturaleza.

Quisiera ser invisible para poder tomar como lecho un poco arena, cubriendome con el suave manto del sol, quisiera poder tocar las nubes y regalartelas, quisiera poder esconderte del perfume fragante de un delicado álamo, trotar junto a un corcel, cabalgar en su sonido por las montañas de dulce que se pueden comer.

Quisiera ser invisible, llenarte de besos y abrazos cuando me plazca, tocarte y acariciarte cada vez que tu lo desees sin que me veas, quisiera verme en mis ojos.

Pero siendo invisible no sería yo...

martes, 27 de enero de 2009

Pretenciones del no


No pretendo demostrar nada ni hacerte ver las cosas que no son. No pretendo decir mentiras acerca de lo que me dicta el corazón. No pretendo fingir cuando estoy contigo, ni hacerte ver lo que no soy. No pretendo ser el centro del universo para hacer que me mires ni pretendo que tu boca diga mi nombre al despertar, no pretendo ser la dueña de tus sueños ni de tus fantasías. No pretendo buscarte para calmar la ansiedad de la soledad, ni para pagar el fuego de mil pasiones desenfrenadas. No pretendo ser en tu vida algo más. No pretendo esconderme bajo el paño oscuro de la hipocresía, ni de las mentiras. No pretendo simplemente, estar a tu lado sólo por compañía.
Sencillamente pretendo ser los verbos de tu vida, amar, querer, estar, permanecer, besar, hacer, enloquecer, animar, cuidar, abrigar, abastecer, entregar, languidecer, deber, coexistir, triunfar, levantar, sostener, vibrar, romancear... y muchos más... todo con adverbios de tiempo (ahora, siempre, todavía, aún), de modo (lindamente, tiernamente, amorosamente, cariñosamente, comprometidamente, sinceramente), de lugar (aquí, allá, "aculla", en cualquier lugar) de circunstancia (en las buenas, en las malas, en las malisimas, en los problemas, en las alegrías, en las angustias, en los triunfos, en las derrotas, en la pobreza, en la riqueza).
Te amo y lo puedo decir en pasado en presente y aunque el futuro es incierto, cada minuto te estoy amando más. Te amé, ayer, cuando juntaste tus labios a los mios y me hiciste saber lo importante que era para tí. Te amo, ahora, cuando me demuestras con tus acciones y tu preocupación ese amor. Te amaré, mañana, cuando con tus labios me expreses que te importo, cuando con tu pasión me hagas tuya, porque siempre quiero ser tuya.
Amor, sólo pretendo ser tu amiga, tu mujer, tu confidente, tu amante, tu compañera. Quiero ser quien te escuche, quien te comprenda, quien te haga vibrar cada vez que te bese, quien te cumpla todos tus deseos, quien te consienta y te haga rabiar, quiero ser quien te haga sentir la vida, quien te haga sentir, nada más...

sábado, 24 de enero de 2009

Al dos por uno ¡¡Oferta!!


La mayoría de las veces hay que dar muchos pasos para llegar a la meta, caminando por el mundo te encontrarás con muchas cosas, buenas y malas, pero todas te ayudarán a crecer en lo personal. Podrás encontrar amigos que te comprendan y te apoyen, enemigos que te odien y quieran verte rendido, encontrarás a gente que te desilusione, aunque eso solamente sea una prueba de la vida. Y encontrarás también el amor, para quienes no lo encuentran, podrán tener en su vida algo que llene ese vacio, habrá a quienes nunca llegue consuelo, pero siempre hay qye tener en cuenta que lo que recibes sólo es un precio que pagas por lo que has hecho.


La soledad no se da de gratis, viene en el paquete de la ingratitud y la soberbia, en oferta con la mediocridad y la hipocresía. También trae de regalo un 50% de sueños imposibles, de mentiras y de engaños. Aunque los intereses al adquirir este paquete son altos, al 40% de amargura y en donde la tasa se incrementa entre más paquetes de soledad compres.


Así que tu dices lo que quieres hacer, seguir pagando el precio tan alto de esta oferta, o seguir pobremente en el camino de al vida, sin entrar en tiendas que sólo te venden su imagen pero que por dentro sólo ofrecen porquerías. Seguir con el pobre amigo que te brinda la belleza de una amistad pura, que te da brillantes de verdades, caros vestidos de cariño, hermosos aparatos para quitar el stress con risas incluidas y ricos chocolates y dulces momentos a su lado, y todo eso por la mínima cantidad de tu felicidad.Hay que alegrarse del triunfo ajeno, hay que permanecer al lado de quienes te aman, hay que dejar de ver con los ojos y comenzar a mirar con el corazón porque recuerda "Sólo se ve bien con el corazón. Lo esencial es invisible a los ojos".

lunes, 12 de enero de 2009

Ellos sólo enmudecen cuando aman.


Caliento mis manos sobre el fuego pretendiendo dar calor a mis ruinas, correspondiendo a la vida del que cruza por aquí...
Caminante errabundo vestido de olvidos que llenan, que matan, que envuelven al cuerpo en un torbellino de historias contadas por las viejas que se sientan a tejer sobre su cama, creando recuerdos en las mentes.
Figuras sin formas definidas ahuyentan los latidos de dos corazones que se han encontrado y bailan, lentamente, apasibles, una melodía de amor que no tiene fin. Se abrazan, se besan, y luego sin decir nada se alejan dando tumbos entre los callejones sin luz. Ella voltea y lo mira alejándose, cada segundo está más lejos de su vida, cada latido está mas desorientada y no sabe que hacer. Él no quiere verla, el agua que cae de su rostro va dejando una marca, una huella indestructible de pasión, de olores, de sabores. De recuerdos...
Sus cuerpos velozmente se entendían, danzaban sin parar. Sus labios eran como cuevas habitadas por seres impacientes, sedientos, que se encontraron por primera vez entre la selva. Dos reptiles se arrastraban por el suave oásis de su cuerpo. Entrañable aroma exhalaba de su piel y él queda rendido ante los atributos de su amada. Ella recorría con extrañeza un cuerpo desconocido, pero al mismo tiempo lo amaba, aquella fuerza que provenía de él era su vicio, quedaba extasiada en sus brazos y seguía alimentandose del placer de sus muslos. Él no comprendía todo el placer que experimentaba al amarla, el simple hecho de tocarla le hacía feliz. Ella se erizaba sólo al sentir su aliento, al mirar sus ojos, al respirar el aroma de su piel. Ellos se volvían locos, locos de amor, locos enamorados, locos por ellos y sólo para ellos.
Reminiscencias del pasado llegaban a su mente, ella suspiraba, él sólo se alejaba llorando. No sabía cuando se había acabado el amor de ella. Ella no entendía el porque del odio de él. Ellos se quedaron mudos, mudos de amor, mudos por el terror de llegar a ser felices. Y ahora en silencio ven a la deriva a su amor, diluido en un poco de lluvia y amándose calladamente, se alejan sin decir adiós.