jueves, 30 de octubre de 2008

Mis días sin consuelo...

Soledades martirizadas en un pequeño instante, aletergado, desecho, muerto... Palabras de más y de menos, pensamientos hechos trizas por silencios invisibles, que se jactan de tu inteligencia, que se rompen como cristales inquebrantables de amor.

No soy el rey Midas para que todo se convierta en oro, no soy una hechicera, no soy perfecta. Soy un ser humano, desdichado en ocasiones y que muere por encontrar las respuestas mas sublimes, me desencanto, me desespero, me exhalto, me enojo, grito, pataleo, lloro, vuelvo a ser yo, sin descanso, sin premuras, ni objeciones.

Mi corazón late a prisa por generar la vida, mi vida no da más, mi vida se esfuma a cada minuto, se saborea el oloroso sentido de desgracias, de fechorías, de sin sentidos amontonados en una montaña de piedra, donde se regocijan los dioses que aplastamos, donde disfrutan las bestias del mal vestidas de seda de tus ojos, de los brillantes de los míos, que expresan la confusión, la desilusión y el miedo a perderlo todo, a seguir siendo nada en un mundo de todo... Los ojos del peligro anidan en mi alma, y la fuerza de la victoria se esfuma a cada palabra hecha llanto. Agua del reino del terror que te envenena y te hiere, como una daga escurrida por tu pecho, que sangra, que grita... Y mi pecho sin corazón ya, sigue latiendo porque tiene la fuerza para seguir adelante un paso más...

jueves, 9 de octubre de 2008

Sólo hoy.

** Esto lo encontré por casualidad, lo escribí hace mucho y tiempo, disfruntelo XD **

Hoy no quiero verte ni saber que existes, no quiero mirarme en tus ojos. Mi impulsividad no me permite regalar la posibilidad de brindarle una sonrisa al mundo. Parece que estoy inerte, muerta, mis manos aún están frías, necesitan tu calor, ese calor primaveral que me hace respirar, necesito tu mirada compasiva, amorosa.Hoy no quiero verte si me miras con indiferencia, si tus ojos expresan terror, horror y menos si no expresan nada. Hoy no quiero sacar palabras de tu boca si no salen de tu corazón. Hoy y sólo hoy simplemente no te quiero. Mañana, mañana...

miércoles, 8 de octubre de 2008

Hasta el fin

La noche mas fría experimentada en el sufrimiento de un apacible y extraño ser. No miento, hablo. No invento, siento. Quisiera perderme en un rincón de felicidad, navegando ardientemente por la luz de tu mirada y llenarme de paz en tus brazos, diciendote con mil seguridades que TE AMO. Romper en llanto y reírme de él, burlarme del paisaje oscuro y tétrico, alegrarme de su falso escondite. No puedo pensar, mi mente se nubla y apareces tú, sencillo amante, simple hombre que de sueños has poblado mis noches y de realidades mis sueños. Te sueño, te pienso, te añoro, te extraño, te amo y mil preguntas sin respuesta aparecen, mil recuerdos me anochecen. Te recuerdo como hace años, cuando me enamoré de tí, tu sonrisa, tierna ventana hacia mi vida. Tus palabras cautivadoras de mis sueños; tu boca, aquel monumento inalcanzable que sólo utópicamente podía tocar y atraer hacia mí. Tus manos como dos reptiles que se escabullían por mi cuerpo sin profanarlo. El tiempo, fiel testigo de mis pensamientos y de mí, y de tí. El tiempo, actor eterno, nos observó. Nuestro encuentro como una unión predestinada, hecha para tí y para mí. Y ahora estamos los dos, unidos el uno al otro por un sólo sentir, haciéndonos uno en un beso interminable, cuna de nuestro amor. Tus ojos y los mios reflejandose, tu piel y mi piel como dos finas telas de vestir para el amor... Me quedo a tu lado, deseando tener la felicidad que me entregas, quiero brindarte mi amor, mi vida, quiero fundirme contigo en un beso, en un te necesito, en un pensamiento, en un algo entre tu y yo, quiero pensarte como lo que eres, el hombre que me hace sentirme amada y respetada. Así quiero estar hasta el fin.